Nuestro café

Tips de preparación

  • Si te gusta el café ligero, te recomendamos servir una cucharada cafetera o media cucharada sopera por cada 180ml de agua.
  • Si prefieres el café cargado, te recomendamos dos cucharadas cafeteras por cada 150ml de agua.
  • Un buen consejo para mantener tu café Folgers® Tostado Clásico siempre fresco, es que después de abrirlo lo guardes en el refrigerador con la tapa bien cerrada. Para preparar tu café Folgers® Tostado Clásico puedes utilizar agua limpia y fría, ya que el agua clorada o recalentada provoca un sabor desagradable.
  • La cafetera de presión hace que el café tenga más cuerpo, pero si prefieres preparar café de filtro, te recomendamos utilizar filtros con forma de cono y una malla reusable para obtener mejores resultados.
  • No es necesario congelar tu café para mantener su sabor.
  • Asegúrate de cerrar bien el envase de tu café Folgers® Aroma Seal™ y guardarlo en un lugar fresco y oscuro, con temperaturas entre 10ºC y 21ºC.
  • Si durante la preparación utilizas la temperatura adecuada en el agua (105º C), la cantidad de café extraída será la correcta.
  • Te recomendamos que la preparación de tu café no exceda los 8 minutos para que no pierda sus propiedades y su sabor cambie, ya que el calor hace que el café continúe siendo extraído, lo que provoca que sepa a quemado, amargo y desagradable.
  • Para mantener al café fresco caliente y bebible, te recomendamos verterlo en un termo, así mantendrá su temperatura sin riesgos de sobre cocción.


¿No sabes qué hacer con el café que te sobró después de prepararlo? En lugar de tirarlo a la basura, recíclalo de alguna de las siguientes maneras:

  • Usa el café como abono para tus plantas: diluye el café que te sobró con una taza de agua fría y listo, tendrás un abono casero que podrás utilizar una vez a la semana, y así mantendrás tus plantas llenas de vida.

  • Remoja un hisopo (o q-tip), un pincel o la esquina de un trapo en el café que te sobró para retocar tus muebles de madera dañados, ésta es una manera fácil y económica para restaurarlos. Usa el café molido que te sobró para teñir papel.

  • Sólo debes agregarle un poco de agua, sumergir el papel y dejarlo secar, con esto lograrás darle un toque antiguo a tus manualidades.

  • No olvides que nuestro envase de Folgers® Aroma Seal™ es reciclable, apoya esta causa y despierta tu imaginación con café Folgers® Tostado Clásico dándole diferentes usos como macetas, recipientes de almacenamiento, cajita de pinturas, colores o materiales de manualidades.